News

Reseña «El Juego del Calamar»

En el marco del trabajo formativo que realizamos en conjunto para favorecer las buenas relaciones entre las niñas, el desarrollo socioemocional armónico y acorde a la etapa del desarrollo en que se encuentran, quisiéramos referirnos hoy a la nueva serie de Netflix “El juego del Calamar”.

Si bien cada familia tiene libertad y autonomía para definir qué contenidos consideran pertinentes para sus hijas, creemos fundamental compartir con Uds. información respecto al impacto que este tipo de programas pueden tener en la salud mental de los niños. Basándonos en artículos de diario y páginas especializadas en análisis de medios, quisiéramos compartir con Uds. una breve descripción de esta serie  y su categorización:

En el Juego del Calamar, el personaje principal agobiado por sus deudas y la persecución de los acreedores, se ve tentado a ingresar a un misterioso juego para niños, en el que puede ganar mucho dinero si sigue determinadas reglas. A medida que avanza en el juego, los requerimientos se vuelven cada vez más violentos. En nuestro país está categorizada para mayores de 16 años.

El montaje del programa utiliza colores, música  y  otros elementos visuales que al resultar atractivos e infantiles, contrastan con la crueldad y violencia que se observa en la serie.  Los personajes son torturados y asesinados sistemáticamente por el placer sádico de un maestro del juego. Se muestran escenas de contenido sexual violento, maltrato y abuso que generan placer y normalización de conductas en los personajes. Enfatizan el placer inmediato obtenido por medio de actividades como: apostar, ganar sin mediar consecuencias o cuidado por el otro, promueve el individualismo y el sometimiento como fórmula para adquirir un bien material.

Nuestra preocupación es que al estar en una etapa del desarrollo donde la imitación es una fuente importante de aprendizaje, los niños expuestos a este tipo de contenido “tienden a idealizar personajes que cometen actividades violentas, ya que en las series los muestran como seres dignos de admiración, generando el deseo de ser como ellos” (Ps. S. Tavares, artículo Diario la Tercera). Asimismo, la normalización de la violencia como un medio justo para obtener lo que necesito, sobre todo enmarcándola tras la fachada de juegos infantiles, como sucede en esta serie, promueve que los niños y adolescentes visualicen el maltrato como una práctica lúdica o recreativa aceptable, en una etapa donde su desarrollo cerebral no les permite discernir con exactitud entre lo correcto e incorrecto, fantasía o realidad.

Existen plataformas y páginas que pueden ayudar a distinguir qué contenidos de series, películas u otros puede resultar pertinente para cada edad, otorgando una descripción detallada de éstas. Esta página que sugerimos es https://www.commonsensemedia.org/.

Entre todos construimos entornos positivos y sanos para nuestros niños.