News

Sofía Santibáñez: un ejemplo de constancia

Sofía cursa 1º Medio en nuestro colegio. Es delgada, alta, risueña y de mirada transparente. Sofía podría estar preocupada de sus notas, las pruebas para la próxima semana, del cumpleaños de la amiga del viernes o si va al cine el domingo a ver alguna película. Sin embargo, la rutina de Sofía dista bastante de una adolescente cualquiera, ya que es parte del “Club de Ski la Parva” y reparte sus fines de semana entre entrenamientos y competencias.

“Me levanto a las 5:30 de la mañana, no tengo vacaciones, es súper sacrificado… pero me encanta”.

El fin de semana recién pasado alcanzó su primer podio: 4º lugar en la Copa Clínica Las Condes. Esta es la historia de Sofía y su vida entorno a este hermoso deporte blanco.

  • ¿Cómo conociste el ski y llegaste a entrenar de manera profesional?

Partió como un deporte familiar, toda mi familia esquía y siempre vamos a la nieve. Pero como a los 11, 12 años me quise especializar y competir, y así comencé a entrenar.

  • ¿Cada cuánto entrenas?

Todos los fines de semana viajo a la Parva para entrenar o para competir. A veces me tengo que ir un jueves o viernes, depende, pero todas las semanas voy.

  • ¿Y cómo ha sido tu experiencia durante estos años?

Al principio me fue pésimo. ¡En mi primera competencia salí última! (ríe) Al año siguiente llegué número 20, el año pasado mi mejor puesto fue un 9º lugar y la semana pasada fue la primera vez que me subí al podio, llegué 4º lugar en mi categoría.

  • Entonces, no es que siempre hayas destacado en el ski y por esa razón quisiste empezar a competir de manera seria.

Noooo, era muy mala (ríe), nadie me tenía mucha fe (más risas), pero a mí me gustaba mucho y mis papás siempre me apoyaron, que siguiera entrenando, y nunca me cansé hasta que al fin ahora ya estoy viendo buenos resultados.

  • ¿Cómo sería un día de entrenamiento para ti?

Me despierto a las 5:30 de la mañana para estar en la pista a las 7:30, que la abren especialmente para nosotros. Entreno hasta las 12:30, 13:00 hrs., almuerzo y voy al gimnasio desde como las 14:30 hasta las 16:00, a veces un rato más. Y después tengo que hacer los esquís, donde me demoro unas dos horas, hasta las 19:30 hrs.

  • ¿Y ese es tu horario todos los fines de semana?

¡Si po! Si es verdad cuando digo que no tengo tiempo para hacer otra cosa porque esto me toma todo el día. Muchas personas creen que me voy a la nieve casi que a descansar y estar un rato andando en ski, pero no es así. Y da lo mismo si es en julio (cuando son las vacaciones de invierno) o en septiembre, yo no tengo vacaciones. Pero me encanta.

  • ¿Qué es “hacer los esquís?

Eso significa preparar los esquís para la carrera o para el entrenamiento del otro día. Primero se saca el canto con una lima o con un diamante (una especie de pulido), después se enceran, se deja esa cera un rato y después se saca la cera para hidratar la base del esquí y así correr más rápido.

  • ¿Qué haces cuando no es temporada de ski?

El verano pasado fui a entrenar a Estados Unidos, en Vermont, así que cambié el verano por otro invierno.

  • ¿No has llegas a punto en que digas “ya, no más, me aburrí”?

No, aún no. Igual me ha pasado, sobre todo al principio pero porque me frustraba cuando me iba mal en las competencias. Pero se me pasaba rápido.

  • ¿Cuáles son tus próximas competencias?

Este fin de semana (12 y 13 de agosto) participo de la carrera Slalom Nocturna. Para mí es la peor carrera porque es de noche y hay mucho hielo, pero igual la experiencia es chora y tengo ganas de ir. Después viene otra competencia el otro fin de semana y en septiembre me avisan si clasifico para el Nacional, que es del 25 al 29 de septiembre.

  • ¿Y más a largo plazo, cuáles son tus expectativas?

El próximo año comenzaría a competir a nivel internacional, dependiendo de cómo me vaya este año, pero yo creo que me va a ir bien así que sí, seguiría compitiendo, me gustaría mucho seguir compitiendo todos los años que pueda. O hasta que me aburra.