Blog

La Inteligencia Cardíaca

Me remeció enterarme que los científicos han demostrado que nuestro corazón tiene neuronas, lo que significa que puede tomar decisiones y pasar a la acción independiente del cerebro. En realidad el corazón aprende, recuerda y percibe. Incluso esta inteligencia parece ser más importante que la de nuestro cerebro.

Estas neuronas conectan directamente con el cerebro, dando lugar a un diálogo entre ambos. La comunicación  se establece principalmente con nuestro cerebro emocional el cual recibe información intuitiva y perceptiva por parte del corazón.

La inteligencia del corazón activa centros superiores de percepción y aprehende la realidad sin apoyarse de viejas experiencias. Nos brinda un conocimiento instantáneo, inmediato y eficaz pues tiene una percepción directa de la realidad a cada instante.

La inteligencia cardíaca actúa a través de los sentidos internos tales como la intuición y la imaginación. Cuando accedemos a la realidad y utilizamos estos sentidos internos ocurre algo inevitable; nos conectamos con nuestro TALENTO.

El TALENTO es la capacidad de desarrollar con mucha habilidad una actividad y nos vincula con el estado natural del SER que es el AMOR, permitiéndonos de esta manera entrar en la vivencia del aquí y el ahora sin la necesidad de estar en reposo y en silencio.

Cada persona tiene su talento y el sistema educativo debe  facilitar su descubrimiento. 

El gran e innovador desafío que se nos plantea hoy a los educadores es permitir que los niños descubran su talento, pero la pregunta que se me viene a la mente es;

¿ Cómo podemos ayudar a los niños a seguir este camino de autoconocimiento para lograr descubrir su talento?

1- Mediante una educación más personalizada de cara a contemplar el perfil, carácter o naturaleza de cada niño en donde el educador debe darse el tiempo de conocerlo en su individualidad respetando su ritmo y estilo de aprendizaje.

2- Ayudándolos a descubrir aquellas actividades que realizan bajo tres condiciones básicas; con sumo placer, con gran naturalidad y de manera sobresaliente. Es decir aquellas actividades que no impliquen mayor esfuerzo para ellos.

3- Incluyendo en el currículum actividades dirigidas a desarrollar el potencial de cada niño mediante el uso de metodologías lúdicas y motivadoras.

Si somos capaces de facilitar este reconocimiento en nuestros niños y de abrirnos a este nuevo sentido que nos está mostrando la vida, tengo la certeza que estaremos educando niños más felices y creando un mundo mejor.

 

        Departamento de Bienestar Estudiantil

 

Bibliografía

  • Artículo “ Pensamos con el corazón”

           https://escuelatranspersonal.com/inteligencia-cardiaca/

 

Videografía

  • Entrevista a María Dolors Obiols “ El Talento y la inteligencia del corazón”

           https://youtu.be/3GRjPxhXxiU